Proceso de la integración regional

¿Qué es el proceso de la integración centroamericana?

El proceso de la integración es la construcción de esfuerzos comunes en diferentes áreas, que de forma voluntaria y de buena fe deciden iniciar los estados miembros, plasmando los alcances, objetivos, principios, derechos y obligaciones, procedimientos y organizacióninstitucional en acuerdos, convenios o protocolos que establecen las reglas y procedimientos comunes bajo un sistema de decisión que les permite lograr el máximo desarrollo de sus países y de la región en su conjunto. Este proceso se orienta a establecer las reglas comunes de actuación tanto para los Estados miembros, las instituciones regionales y para las personas, sean esta naturales o jurídicas.

El proceso de integración inició formalmente desde el año 1951 con la suscripción de la Carta de la Organización de Estados Centroamericanos (ODECA), luego se estableció el Mercado Común Centroamericano en el Tratado General de Integración Económica Centroamericana y otros temas vinculados a la circulación de mercancía de origen regional y de unión aduanera entre los países miembros. En el año 1991 con la suscripción del Protocolo de Tegucigalpa de reformas a la Carta de la ODECA.

Se constituye una nueva organización regional que se le denomina el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y se establece que la naturaleza de esta nueva organización regional denominada (SICA), es una comunidad económica-política que aspira a la integración regional y está conformada por órganos, secretarías e instancias especializadas que constituyen el marco institucional de la integración regional centroamericana, fue creado por los Estados de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá. Posteriormente se adhirieron como miembros plenos Belice en el año 2000 y, a partir de 2013, la República Dominicana.

El Sistema de la Integración Centroamericana fue constituido el 13 de diciembre de 1991, mediante la suscripción del Protocolo a la Carta de la Organización de Estados Centroamericanos (ODECA) o Protocolo de Tegucigalpa, el cual reformó la Carta de la ODECA, suscrita originalmente en San Salvador, El Salvador, el 14 de octubre de 1951 y reformada en 1962.

El objetivo fundamental es la realización de la integración de Centroamérica, para constituirla en una región de paz, libertad, democracia y desarrollo, sustentada firmemente en el respeto, tutela y promoción de los derechos humanos. Para ello, el SICA cuenta con una estructura institucional conformada por los siguientes órganos: la Reunión de Presidentes, el Consejo de Ministros, el Comité Ejecutivo, y la Secretaría General del SICA. Además lo integran el Parlamento Centroamericano (PARLACEN), la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) y diferentes secretarías e instituciones especializadas en diversas áreas.

Desde el año 2010, en el marco de la Cumbre de Relanzamiento de la Integración, el proceso ha estado centrado en una agenda estratégica contenida en cinco pilares prioritarios: Seguridad Democrática, Gestión Integral de Riesgo de Desastres y Cambio Climático, Integración Social, Integración Económica y Fortalecimiento de la Institucionalidad Regional.

 

¿Por qué integrarse?

Existen diversas razones por las que la integración es de especial importancia para los países de la región centroamericana.

En general, la razón fundamental es la realización de un esfuerzo común para optimizar la capacidad de desarrollar una región que en las diferentes áreas genere un valor agregado para los pueblos, guiándose por los principios de mutua cooperación, progresividad, complementariedad, solidaridad, buena fe, legalidad e integralidad.

 

 

Principales razones para Integrarse

Algunas de ellas son:

  • El tamaño reducido de sus poblaciones, territorios y economía, que condiciona su modelo de desarrollo y sus relaciones internacionales.

  • La integración ha demostrado, en el pasado, que contribuye de manera positiva a la resolución de diferencias que se presentan en la región, como ocurriera en la década de los ochenta con los conflictos armados.

  • En el proceso de integración centroamericana los países pueden decidir, cada uno, el ritmo al que quieren participar en el proceso y colectivamente decidir hasta donde quieren llevarlo. En ese sentido el Protocolo de Tegucigalpa no condiciona la velocidad y profundidad de la integración, la facilita.

  • La integración proporciona un entorno más efectivo para abordar aquellos retos que comprometen el bienestar de la población de los países de los países miembros del SICA. Entre estos retos se incluye: el desarrollo de los mercados locales de bienes y servicios; la lucha contra la pobreza y la desigualdad; la protección de los recursos naturales; la inserción adecuada en el ámbito político y económico extra-regional; la prevención y manejo de desastres; el combate al crimen organizado y la seguridad democrática, entre otros.

Otra Información Relacionada