En pocas palabras, es una trampa que se usa para atrapar especies que gustan de buscar refugio o alimentación en sitios protegidos; pueden ser de madera, alambre o de hilos de nylon reforzada con varillas de acero, que normalmente son cebadas con trozos de carde de pescado. Se usan principalmente para la pesca de la langosta espinosa del Caribe (Panulirus argus) y de jaibas (Gallinectes sp.), aunque algunos diseños se usan en el litoral Pacífico para la pesca de jaibas.

Boletín Informativo de la Secretaría General del SICA