SICA: 2021 presentará una temporada de huracanes más activa, pero con menor intensidad que la del 2020


Debido a las condiciones regulares de temperatura en el océano Pacífico se reduce al mínimo la presencia del fenómeno de La Niña o El Niño para los siguientes tres meses. La temporada de huracanes, sin embargo, se prevé con mayor actividad y menor intensidad. La información forma parte de los resultados del 64° Foro del Clima de América Central.


Centroamérica, . La regularidad en las condiciones climatológicas de la región centroamericana es lo que se destaca para mayo a julio de 2021. En el 64° Foro del Clima de América Central, se destacó que las temperaturas relativas (anomalías) de la superficie del océano Atlántico tropical y el Mar Caribe se han normalizado totalmente, lo cual generan un ambiente propicio para el desarrollo de huracanes de menor intensidad.

Según la Secretaria Ejecutiva del Comité Regional de Recursos Hidráulicos (CRRH), Berta Olmedo, “tenemos un 80% de probabilidad que vamos a tener condiciones regulares en el océano Pacífico. Esto quiere decir que no tendríamos ninguno de los dos fenómenos, ni Niña ni Niño”.

El Foro es una iniciativa del Comité Regional de Recursos Hidráulicos (CRRH), en el que meteorólogos e hidrólogos de la región y expertos de los organismos especializados del SICA analizan el impacto de los fenómenos del clima y sus posibles implicaciones.

Perspectivas climáticas mayo – julio 2021

En el Foro, los expertos estimaron la probabilidad de que la lluvia acumulada en el período de mayo a julio de 2021 esté en el rango Bajo de lo Normal (Marrón), en el rango Normal (Amarillo) o en el rango Arriba de lo Normal (Verde). Las zonas con perspectivas similares de que la lluvia acumulada se ubique dentro de cada uno de estos rangos se identifican con colores en el mapa mostrado al inicio de esta nota.

En ese marco, los escenarios más probables de precipitaciones para Centroamérica y República Dominicana para el período mencionado son:

Belize. La zona norte, el centro, zonas y partes del sur con reporte de escenarios normales. En cambio, la Costa Suroeste muestra rangos bajo de lo normal en materia de lluvias.

Guatemala. Las áreas con mayor previsión de lluvias arriba de lo normal son la Franja Transversal del Norte, Caribe, Bocacosta y Sur de Petén. Con comportamientos normales lluviosos se encuentra el Altiplano Central, Occidente, Pacífico, Valles de Oriente y Norte de Petén.

Honduras. Se prevén condiciones lluviosas arriba de las normales en la Cuenca del Río Motagua, sur de los departamentos de Lempira, Atlántica, centro de Yoro y la cuenca baja del río Patuca.

El Salvador. Se proyectan condiciones normales en todo el territorio.

Nicaragua. Gran parte de las regiones del Pacífico, Central y Costa contarán con condiciones normales de lluvias, mientras que las zonas centrales y occidentales de la Región Norte, principalmente el corredor seco, contarán con lluvias por debajo de lo normal.

Costa Rica. Valle Central, Pacífico Central y Pacífico Sur prevén comportamiento de lluvias por arriba de lo normal, mientras que el Pacífico Norte, Zona Norte y Caribe presentarán condiciones normales.

Panamá. Se reporta que el Oriente de la Provincia de Chiriquí y Centro de la Provincia de Veraguas tengan lluvias por arriba de lo normal, mientras que el resto del país se encuentren dentro de los rangos regulares.República Dominicana. Se prevé que la Región Noroeste, Norte y Noroeste del país cuenten con lluvias en parámetros regulares, mientras que la Región Suroeste, Suroeste y Oeste con la presentación de lluvias por debajo de lo normal.

Temporada de huracanes 2021



Los expertos del Foro señalan que el 2021 presentará una temporada de huracanes más activa, pero con menor intensidad que la del 2020, iniciando en el Pacífico el 15 de mayo y trayendo consigo 17 tormentas tropicales, 8 de ellas con potencial de convertirse en huracanes, 4 de ellas de manera más intensa. Para el caso del Atlántico, se prevé que el período sea del 1 de junio al 30 de noviembre de 2021.

De acuerdo con el Foro del Clima, la Oscilación Multidecadal del Atlántico Norte se encuentra más debilitada en comparación con el año pasado, sin embargo, continuará en fase positiva en los próximos 3 meses, condición que ocasionaría una temporada de ciclones (de la cuenca del océano Atlántico) menos activa que la de 2020.

Al respecto, Olmedo añadió que “no se puede descartar afectación directa o indirecta de un ciclón tropical, tal como lo fue el caso del huracán César en julio 1966 y Arthur en el 2008”.

La Secretaria Ejecutiva del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (CEPREDENAC), Claudia Herrera, durante el podcast Integración en Acción con el SICA, explicó que si bien es cierto la posibilidad de controlar a la naturaleza es nula, “la única forma de reducir probabilidad de un desastre es conocer las amenazas incluyendo las de orden biológico y actual sobre la vulnerabilidad y sus causas”.

Herrera agregó que para evitar un desastre causado por estos fenómenos que se prevén, o reducir sus consecuencias, “es necesaria la prevención, mitigación y preparación. A través de prevención, disminuimos riesgo, pero no para evitar recurrencia del fenómeno, sino acciones encaminadas a disminuir efectos de desastre. Por medio de la mitigación reducimos la vulnerabilidad -la capacidad de ser resilientes ante el cambio del medioambiente-, reducir la duración del periodo de emergencia post desastre y acelerar inicio de etapas de rehabilitación y reconstrucción, además de reducir la magnitud del sufrimiento individual y colectivo, así como el impacto negativo económico e institucional”.

En ese marco, el Secretario General del SICA, Vinicio Cerezo, indica en la Carta por el Futuro de la Integración Centroamericana que “nuestra vulnerabilidad pasa factura a la vida de la gente, pero también a nuestras posibilidades de desarrollo, teniendo que invertir un alto porcentaje del PIB, que debería poder usarse para fortalecer nuestros sistemas educativos, de salud y seguridad, en la recuperación ante los desastres, nos demandan, dadas nuestras condiciones de vulnerabilidad, pensar en la construcción de infraestructuras, de todo tipo, más resilientes, mitigar el riesgo es fundamental”.





Información relacionada

  • 1
No items to display

Galería de imágenes


Boletín Informativo de la Secretaría General del SICA