Para comprender la importancia y magnitud de la desnutrición crónica para Guatemala es necesario conocer algunos términos y cifras relacionadas con ella. A continuación se resumen los aspectos más importantes y se plantean las acciones que evitarían que más niños y niñas vayan sufriendo los daños irreversibles de la desnutrición.

¿Qué es una buena nutrición?
- Es aquella que aporta todos los nutrientes y elementos esenciales para un óptimo crecimiento y desarrollo, promoviendo la salud y evitando o reduciendo el daño por las enfermedades.

¿Qué es la desnutrición?
-Conjunto de manifestaciones clínicas (signos visibles), alteraciones bioquímicas (medibles por pruebas en sangre, orina etc.) y físicas (peso, talla) causadas por una alimentación deficiente o un inadecuado aprovechamiento biológico de los nutrientes.
La desnutrición crónica y las deficiencias de vitaminas y minerales, constituyen el principal problema nutricional del país.

¿Qué es la desnutrición crónica?
-También se le conoce como retardo del crecimiento o talla baja. En Guatemala, la desnutrición crónica afecta a la mitad de los niños y niñas menores de 5 años, siendo el problema aún más severo entre la población indígena (ENSMI 2008/2009). En el occidente del país hay departamentos y municipios donde 8 de cada 10 niños han sido afectados por este problema. La baja talla es apenas la manifestación más evidente de la desnutrición crónica. Este problema se asemeja a un iceberg, del que apenas logramos ver la punta, que representa la baja talla, pero bajo la superficie del agua el iceberg muestra una magnitud enorme, de igual forma la desnutrición crónica tiene efectos negativos sobre el desarrollo intelectual, la salud, la educación y la productividad (el costo del hambre en Guatemala equivale a un 11 % del PIB según estudio de PMA y CEPAL), este impacto se traduce en menor desarrollo del capital humano y por ende del país. El mejoramiento de la nutrición de la niñez de países en vías de desarrollo constituye una inversión económica a largo plazo.

Una buena nutrición durante los primeros dos años de vida es esencial para el desarrollo y adecuado funcionamiento del cerebro. La siguiente figura muestra la diferencia entre el cerebro de un niño de 3 años bien nutrido y uno que ha sufrido desnutrición. Se observan diferencias en cantidad de conexiones neuronales y tamaño (Dr. Monckeberg, La Nutrición en Chile: pasado, presente y futuro).

¿Qué es la desnutrición aguda?
-Sucede por una pérdida reciente y rápida de peso. Se mide relacionando el peso con la talla. En algunos casos puede haber presencia de signos clínicos como sucede en el marasmo y el kwashiorkor. El marasmo se caracteriza por la emaciación (“piel y huesos”) y el Kwashiorkor se caracteriza por hinchazón, especialmente en extremidades y cara. Afecta a 1.4 % de los niños y niñas menores de 5 años (ENSMI 2008).

Es común que se confunda la desnutrición aguda con la crónica, algunas diferencias entre estos dos problemas son:
Desnutrición aguda: Se mide según el peso para talla, puede ser visible por signos clínicos como extrema delgadez, pelo ralo y color claro, incrementa hasta 10 veces el riesgo de muerte, se asemeja a una condena a muerte si no se trata oportunamente, se puede prevenir y curar. Durante el año 2011 el Ministerio de salud ha detectado más de 7 mil casos con este problema.
Desnutrición crónica: Se mide según la talla para la edad, puede pasar desapercibida porque estamos acostumbrados a ver a los guatemaltecos como “bajitos”, afecta el desarrollo intelectual y la productividad, se asemeja a una condena a cadena perpetua porque sus efectos son irreversibles. Alrededor de 800 mil niños menores de 5 años ya tienen este problema. NO se cura, solo se PREVIENE.

¿Por qué sucede la desnutrición?
- La desnutrición es multicausal, por tanto para enfrentar este problema se requieren acciones de corto, mediano y largo plazo desde todos los sectores (Economía, Finanzas, Educación, Salud, Agricultura, Privado, Sociedad Civil, Academia, entre otros) y que actúen desde los diferentes niveles de causalidad, es decir las causas básicas o estructurales, las subyacentes y las inmediatas.

¿Cómo puede prevenirse la desnutrición crónica o retardo del crecimiento?
- El retardo del crecimiento no puede corregirse, únicamente puede prevenirse durante el período de gestación y los primeros 24 meses de vida, como lo ilustra la figura siguiente:
Los 1,000 días

Recientemente, la Iniciativa Global de Fomento a la Nutrición en el mundo (Mil días o Scaling up nutrition/SUN) analizó las intervenciones basadas en evidencia que son capaces de prevenir la desnutrición infantil, y seleccionó 13 de las más costo efectivas. Se propone a los países implementarlas con calidad y cobertura, focalizarlas en la ventana de oportunidad de los primeros 1,000 días y mantenerlas en el transcurso de varias décadas para lograr erradicar la desnutrición. Las intervenciones propuestas son: A) Promoción de prácticas adecuadas de nutrición: Lactancia Materna, alimentación complementaria, mejoramiento de prácticas de higiene incluyendo el lavado de manos. B) Provisión de vitaminas y minerales para niños pequeños y madres: Vitamina A, cinc terapéutico con el manejo de la diarrea, micronutrientes en polvo, desparasitación en niños/as, suplementos de hierro y ácido fólico en embarazadas para prevenir y tratar la anemia, cápsulas de yodo donde no se fortifique la sal. C) Provisión de micronutrientes a través de la fortificación universal de alimentos: Yodación de la sal, fortificación con hierro de alimentos básicos. D) Alimentación terapéutica y suplementaria utilizando alimentos especiales: Prevención y tratamiento de la desnutrición moderada, tratamiento de la desnutrición aguda severa con alimentos terapéuticos listos para consumo.

¿Algún país ha tenido éxito en reducir la desnutrición crónica?
- Varios países han tenido avances en la reducción de este problema tales como Perú, Colombia, Chile. La experiencia de Chile es esperanzadora pues logró erradicar la desnutrición crónica, pasando de una prevalencia de 70 % a una inferior al 1% en un período de 50 años. Entre las principales lecciones aprendidas del modelo de Chile tenemos: 1) Políticas de Estado con continuidad de las intervenciones a través de gobiernos de distinto sello político con permanente participación y aporte de las universidades, la sociedad civil y actores productivos. 2) Alianzas público privadas en la búsqueda de soluciones tecnológicas y productivas. 3) Servicios de salud universal y planificación familiar con permanente eexpansión de coberturas de salud materno infantil (Con énfasis en mujeres embarazadas o en período de lactancia y niños menores de 3 años). 4) Intervenciones costo-efectivas orientadas a eliminar el déficit de micronutrientes y la desnutrición infantil. 5) Aumento del nivel educacional de la población. 6) Mayor disponibilidad de agua potable y alcantarillado 7) Sistemas de monitoreo para evaluar el cumplimiento de las metas propuestas.
Reflexión final:

Cada día nacen alrededor de 1,000 niños y niñas en Guatemala, más de la mitad de ellos se volverán desnutridos crónicos si no actuamos oportunamente. Solo tenemos mil días de la vida de cada uno de ellos para evitar el retardo de crecimiento; nueve meses en el vientre materno y los primeros 24 meses de vida.


Boletín Informativo de la Secretaría General del SICA