Hernández dice Unión Aduanera marcará un antes y un después en Centroamérica


El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo hoy que la Unión Aduanera que impulsan su país y Guatemala, a la que El Salvador ha expresado su voluntad de sumarse de manera "inmediata", marcará "un antes y un después" en Centroamérica.

"Al pueblo centroamericano y al mundo les decimos que este día va a marcar un antes y un después", subrayó Hernández durante una reunión con sus homólogos de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y de Guatemala, Jimmy Morales.

En la reunión, que se celebró en El Amatillo, punto hondureño fronterizo con El Salvador, Sánchez Cerén expresó la decisión de su país de "sumarse de manera inmediata" a la Unión Aduanera, que ya le está dando beneficios a Honduras y Guatemala.

Hernández señaló que por informes de la Secretaría Centroamericana de Integración Económica (SIECA), ha visto que se han registrado avances "significativos" con la Unión Aduanera entre Honduras y Guatemala, como el incremento de su comercio en un 15 %.

El mandatario calificó de crucial la decisión de El Salvador de adherirse a Guatemala y Honduras con la Unión Aduanera, porque los tres países, que conforman el Triángulo Norte de Centroamérica, comienzan un proceso de integración profunda hacia el libre tránsito de mercancías y personas naturales.

Agregó que la Unión Aduanera entre Honduras y Guatemala, que entró plenamente en vigor en junio pasado, "significa más movimiento económico, más empleo y mejores condiciones de vida para nuestras gentes".

La incorporación de El Salvador a la Unión Aduanera deberá aprobarla la Asamblea Legislativa de ese país, donde el ambiente, según lo expresado por Sánchez Cerén, es favorable.

Hernández subrayó que con la Unión Aduanera de los tres países se avanza hacia la creación de la economía más grande de Centroamérica.

"Estamos hablando del equivalente al 62,5 % del Producto Interno Bruto" (PIB) y de "la extensión territorial equivalente al 57,1 % de toda Centroamérica, una población equivalente al 73,7 % de Centroamérica", añadió.

El mandatario hondureño indicó además que con el crecimiento económico hay una movilidad social, lo que repercute fuertemente de manera positiva en el bienestar de la gente.

"Entonces, estamos hablando de un paso crucial en consolidar una región de mayor prosperidad, de mayor número de oportunidades para nuestros compatriotas", expresó.

Los tres presidentes también resaltaron la importancia de la seguridad en los tres países centroamericanos para que puedan alcanzar el desarrollo para sus pueblos.

En la reunión participaron, además, funcionarios de Relaciones Exteriores, Seguridad y Aduanas, entre otros, lo mismo que ejecutivos del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), la SIECA y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Hernández señaló que Honduras, El Salvador y Guatemala trabajan en un nuevo esquema para abordar la inseguridad y promover más seguridad para sus pueblos, por lo que agradeció la colaboración de Colombia y México, y más reciente de Chile, país que también acompaña al SICA.

Dijo que los resultados de la Fuerza Trinacional que desde hace un año impulsan los países del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras) son "extraordinarios" en la lucha contra la delincuencia.

Al igual que Sánchez Cerén y Morales, el presidente de Honduras también invitó a Nicaragua, Costa Rica y Panamá a que se sumen a la Unión Aduanera, lo que convertiría a la región "en la séptima economía de Latinoamérica".

Hernández y Sánchez Cerén también abogaron porque Estados Unidos amplié en noviembre el Estatus de Protección Temporal (TPS) para miles de inmigrantes hondureños y salvadoreños que viven en el país del norte, quienes todos los años envían millones de dólares en remesas familiares.


Boletín Informativo de la Secretaría General del SICA