El Salvador: Delsur montará una “red inteligente” de distribución


La empresa distribuidora de energía eléctrica invertirá anualmente unos $6 millones en el período 2019-2024 para la adaptación a las nuevas fuentes de energía renovable e instalación de tecnología de información.

Guirola explica que parte de los planes de la compañía implica la masificación de medidores que permitan leer a distancia la cantidad de energía exacta que cada quién demanda y que este vaya al sistema de facturación, además que los usuarios puedan saber exactamente la cantidad de electricidad que consumen y puedan modificar sus hábitos si lo desean.

Este equipo también permitirá el corte y reconexión remota. Ya se tienen 300 clientes industriales y 200 residenciales medidos de esa manera.
“Todo esto servirá para crear una red inteligente que sea capaz de monitorear el flujo de la energía, prevenir y corregir problemas para dar una mejor atención al cliente”, dice Guirola.

Por su parte, Katty Lemus, gerente comercial de la firma, señala que se está apostando a la tecnología en atención al cliente y para ello invertirán unos $2 millones anuales.

“Para finales de este año se invertirán $150,000 en la construcción de una agencia en Santa Tecla con lo que llegarán a nueve sucursales y en 2019 iniciará la construcción de otra en el puerto de La Libertad”, afirma.

Estrategia

En los últimos cinco años, Delsur ha invertido aproximadamente $33 millones, teniendo gastos anuales que rondan entre $5 millones y $8 millones, la cual se ha enfocado en los pilares estratégicos de la optimización de los procesos, mejoras en la red eléctrica y fortalecimiento de los sistemas de información. Para 2018 proyectaba invertir $5.5 millones.

Parte de ese capital ha servido para la instalación de equipos de seccionamiento que sirve para identificar los puntos de la red que necesitan ser abiertos por un incidente para mantener la calidad de servicio cuando hay fallas y también en la instalación de cables protegidos que resisten el contacto de aves o ramas.

En los sistemas de información instalaron un equipo para ordenar los reportes de fallas de los clientes para optimizar los tiempos de respuesta. Todo esto ha reducido en un 50 % la cantidad y duración de fallas.

En el período entre 2013 y 2018 también apostaron por la introducción de energía en zonas rurales de escasos recursos, beneficiando cada año a más de 1,000 familias, lo que implicó una inversión de $15 millones.

Delsur atiende a unos 390,000 clientes en 77 municipios del país, y han visto un crecimiento de entre 2 % y 3 % en la demanda en el último año, equivalente a unos 10,000 clientes.

Las zonas que más han crecido por la actividad industrial son Ateos, Opico y Lourdes; además de actividad turística en la zona del volcán de San Salvador y calle al puerto de La Libertad. La zona de Santa Tecla está creciendo en los proyectos residenciales.

Con este despertar en la construcción y desarrollo urbanístico esperan crecer, por lo menos, un 20 % y llegar a los 12,000 clientes nuevos al finalizar el año.

$33
millones se invirtieron en los últimos cinco años en el área de distribución.

50 %
se redujeron la cantidad y duración de fallas de transmisión de energía con los sistemas implementados.

12
mil clientes nuevos esperan agregar anualmente debido al crecimiento de proyectos inmobiliarios e industriales.


Boletín Informativo de la Secretaría General del SICA