El arte del teatro impulsa el SICA para promover la reinserción


Adolescentes y Jóvenes en Conflicto con la Ley Penal presentaron la obra ¨Don Quijote de la Granja”, como parte de los proyectos por la inserción social de esta población privada de libertad.

La obra “Don Quijote de la Granja”, que narra un contexto desarrollado en el Centro La Granja para Jóvenes en Conflicto con la Ley Penal Juvenil de Ilobasco, El Salvador, es parte de un esfuerzo regional de la Secretaría de Integración Centroamericana (SICA) por fortalecer los programas de reinserción social.

Basada en la famosa novela “Don Quijote de la Mancha”, la obra fue adaptada y presentada por el grupo “Celda Abierta Teatro”, con la dirección, producción, maquillaje y vestuario de la Asociación Cultural Irreal Teatro.

Esta iniciativa del SICA ha contado con el apoyo de la Agencia de Cooperación Italiana al Desarrollo (AICS) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el marco de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica (ESCA).

Este programa de fortalecimiento forma parte de la prueba piloto conocida como Creándome con Oportunidades, Empatía y Creatividad, el cual beneficia a 25 jóvenes de La Granja y 25 adolescentes de Senderos de Libertad.

El proyecto piloto Creándome se enfoca en varias acciones como el tratamiento socio-psicológico individual y familiar, talleres vocacionales, talleres culturales-creativos, formación al personal de las instituciones involucradas, prácticas restaurativas, teatro restaurativo, trabajo en red (Organizaciones No Gubernamentales, Instituciones Estatales y Empresas Privadas) y Proyectos de vida.

“Es importante considerar cómo implementar las políticas de protección para estos jóvenes de manera interna y externa, para así poder guiar su transición de vuelta a la sociedad”, señaló Olinda Salguero, Jefe de Gabinete de la SG-SICA.

“Para nosotros todo lo implementado por el proyecto ha sido muy valioso y de gran beneficio, ya que pocas personas se interesan por jóvenes en reclusión. No queremos volver al estado de ansiedad, frustración y depresión en el cual nos encontrábamos”, ha justificado, por su parte, la juventud y adolescencia beneficiada.

Esta tiene algo claro: merece también una segunda oportunidad y gracias al proyecto la han sabido aprovechar.

Solo en la Granja de Ilobasco hay más de 900 jóvenes privados de libertad; en El Salvador, más de 1,500; y en la región, más de 4,000 jóvenes. “Ningún actor puede cambiar y asegurar que haya una efectiva reinserción social, pues para ello, la sociedad entera debe de colaborar”, ha dicho la Coordinadora del Proyecto, Giovanna Donia.

Así, un Diagnóstico Regional de los Centros de Rehabilitación y Reinserción para adolescentes y jóvenes en conflicto con la ley penal, permitió identificar las buenas prácticas y necesidades de los centros lo que, a su vez, condujo a formular una propuesta de lineamientos regionales de atención integral.

Y es que el SICA tiene entre sus prioridades el trabajo con la juventud de los países miembros para prevenir y disminuir la violencia sufrida y ejercida por ellos, alineándose a los Planes Nacionales de Seguridad Ciudadana.


Boletín Informativo de la Secretaría General del SICA