La tasa de desempleo en las áreas rurales de América Latina se situó en 2014 en un promedio de 3.1%, por debajo del 6.9% que se registra en las zonas urbanas, reveló un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“En general, en todos los países (de la región) el desempleo rural es más bajo que el desempleo urbano”, declaró a Efe el director de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, durante la presentación en Bogotá del informe “Trabajar en el campo en el siglo XXI”.

Salazar explicó que esta diferencia “en parte se debe a que los trabajadores de las zonas rurales no pueden estar desocupados, porque tienen menos acceso a la protección social”.

En ese contexto, el funcionario indicó que los recursos que los gobiernos destinan para la protección social en las zonas rurales “son más bajos y por eso los trabajadores necesitan estar ocupados para sobrevivir”.

Según el informe, la cobertura de los sistemas de seguros de salud en el campo fue de un 37% frente al 62% en las áreas urbanas en 2014.

Mientras que la cobertura en el sistema de pensiones fue de 26% en las zonas rurales frente a un 56% de las urbanas.


Boletín Informativo de la Secretaría General del SICA