CCAD y Marena Nicaragua clausuran fase preparatoria del proyecto Golfo Resiliente


Nicaragua. 8 de mayo. Autoridades del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales de Nicaragua (MARENA) en coordinación con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) realizaron, en la Reserva Natural Padre Ramos, en el departamento de Chinandega, el acto de cierre del proyecto piloto “Establecimiento de zona modelo de conservación y aprovechamiento sostenible de los recursos marino costero de Venecia, El Tintal, Padre Ramos y La Ballona”.

Este proyecto piloto tuvo como objetivo principal contribuir a la conservación y manejo sostenible del bosque de manglar del Estero Padre Ramos y se enmarcó en la fase preparatoria del Programa Regional Golfo Resiliente, financiado por la Cooperación Suiza América Central (COSUDE), el cual busca aumentar la sostenibilidad de los medios de vida y resiliencia de las poblaciones marino costera del Golfo de Fonseca en los tres países que lo integran (Nicaragua, Honduras y El Salvador).

Durante el segundo semestre del 2019 e inicios del 2020, se implementaron acciones piloto a nivel local en cada uno de esos países, con la finalidad de identificar las capacidades de actores locales y los mecanismos de implementación de iniciativas a fin de generar aprendizajes para un futuro proyecto de mayor escala que está en preparación.

El acto de cierre en Nicaragua fue presidido por el Ing. René Castellón, Director de Ecosistemas del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA), quien estuvo acompañado por el Doctor Ariel Aguilar, Responsable del Laboratorio de Fisiología Animal de la UNAN León - Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, y beneficiarios del proyecto, entre ellos representantes de las Cooperativas Abraham Moreno y Agradecidos con Dios de la Comunidad Padre Ramos, y representantes de Fundación Líder.

Bajo la modalidad de la gestión comunitaria, las cooperativas, dedicadas al cultivo de pargo lunarejo fueron capacitadas en el aprovechamiento sostenible de los bienes naturales de la zona, lo que luego les sirvió de alternativa económica para sus medios de vida.

Principales beneficios del proyecto en Nicaragua:
La UNAN León contribuyó al estudio de investigaciones de reproducción de alevines en laboratorio; asimismo construyó en la zona del proyecto una planta procesadora de alimento para alevines; implementó un plan de monitoreo de la calidad del agua donde se ubican las granjas de pargo; y capacitó a los pescadores en el uso del oxigenómetro y toma de muestras de agua para laboratorio.

Asimismo, se mejoró el estado del bosque de manglar y la biodiversidad, producto de jornadas de reforestación y de limpieza de playas.

También se logró una alianza entre la Cooperativa La Limonera con la Fundación LIDER, quienes iniciaron la producción de alimento para proveer a las granjas acuícolas, así como también construyeron una pila y un patio de secado, mejoraron las condiciones e infraestructura de la casa de Guardas de Áreas protegidas, y construyeron los muelles comunitarios de Venecia y La Ballona.

Durante la ceremonia de clausura de la Fase Preparatoria del proyecto Golfo Resiliente, MARENA entregó a las cooperativas beneficiadas Abraham Moreno y Agradecidos con Dios de la Comunidad Padre Ramos, 23 rótulos para identificar sitios de importancia de arribadas de tortugas y de conservación del bosque de mangle, así como sillas y mesas para reuniones.

Adicionalmente se entregaron materiales y equipos adquiridos en el marco de la ejecución del proyecto, entre estos termos de fibra de vidrio para almacenamiento de alimentos frescos para alevines en cautiverio; kits de seguridad de máscaras y snorkels de buceos, y guantes especiales para uso marinos, todo lo cual pasó a ser patrimonio de los beneficiarios directos.


Boletín Informativo de la Secretaría General del SICA