Bioenergía

Es la energía que se produce a partir del aprovechamiento de la materia orgánica o la resultante de algún proceso industrial o agroindustrial. Entre las formas de bioenergía más importantes por su aprovechamiento energético destacan el Biogás, que se ha promovido principalmente en el sector agropecuario, trabajando con industrias porcinas, avícolas, ganaderas y cafetaleras, asimismo con pequeños hoteles y hogares pobres en áreas rurales; apoyándoles con la instalación de biodigestores anaeróbicos y equipos de generación de energía a partir del biogás producido. Esto ha permitido al mismo tiempo el tratamiento de las aguas residuales derivadas de sus procesos, contribuyendo a superar los problemas ambientales de las industrias apoyadas, así como a reducir la factura energética de las empresas que los implementan, lográndose también aprovechar el fertilizante derivado del proceso.

El uso de la biomasa en su forma de leña es otra de las aplicaciones promovida por la AEA, mediante la instalación de estufas ahorradoras de leña a nivel regional, permitiendo el uso eficiente y conservación de los recursos forestales, la disminución de las enfermedades respiratorias causadas por la exposición al humo de los fogones rurales tradicionales, así como el ahorro económico por la compra de leña u otras fuentes contaminantes de energía. Esta tecnología incluye también la promoción de hornos eficientes en la producción artesanal de materiales de construcción, alfarería y panadería.

La AEA promovió numerosos proyectos de Biocombustibles (biodiesel y bioetanol), tanto con estudios de factibilidad como dotación de equipos y apoyó principalmente el establecimiento de plantaciones de Jatropha curcas, para fomentar el desarrollo de una alternativa energética renovable que permita reemplazar los combustibles fósiles derivados del petróleo.