República Federativa del Brasil
Turismo

Juan Pablo Moreiras/FFI/BM/CCADBrasil es uno de los países que más turistas reciben en América Latina. A partir de 1995, el turismo pasó a ser encarado como actividad estratégica por parte del Gobierno Federal brasileño. La Política Nacional de Turismo, implementada por el Instituto Brasileño de Turismo (Embratur), tiene como línea maestra la práctica del turismo como forma de promover la preservación del patrimonio natural y cultural del País, además de la valorización del hombre como destinatario final del desarrollo turístico. Además de eso, tiene por finalidad promover e incrementar el turismo como fuente de renta, de generación de empleo y de desarrollo socioeconómico. A partir de 1999, la Política Nacional de Turismo fue reorientada y alineada a las orientaciones estratégicas del Gobierno, elaborándose sus objetivos sectoriales y, como resultado, los Programas y Acciones de Embratur para el período 2000 a 2003.

Brasil se ha destacado cada año como mercado turístico, mostrando un creciente aumento del volumen de turistas extranjeros que visitan el país. Uno de los factores preponderantes para el aumento del número de turistas extranjeros que visitan Brasil fue la mejora del sistema de transporte aéreo, con la implantación de nuevas rutas de vuelos charter, partiendo de países escandinavos y dirigidas hacia las capitales del Noreste brasileño, principalmente para Natal (capital del Estado de Río Grande do Norte) y Recife (capital del Estado de Pernambuco). También ha contribuido a este aumento la construcción de nuevos y modernos resorts de nivel internacional en todo el país. El turismo doméstico fue responsable de más del 60% de la tasa de ocupación de los hoteles en el 2007, o sea: más de 40 millones de turistas provenientes del mercado interno movieron la industria turística brasileña. Ese movimiento ha generado una renta anual de cerca de US$45 billones, lo que resulta en US$10 billones en recaudación de impuestos, 7 millones de empleos directos e indirectos, además del ingreso de divisas del orden de US$8 billones en el año.

Otra Información Relacionada