República Federativa del Brasil

El Territorio

Relieve:
El relieve de Brasil es poco variado, a pesar de su tamaño. Carece de grandes cadenas montañosas, y se asienta, en su mayor parte, sobre el gran escudo brasileño y el escudo de las Guayanas, dos de las estructuras terrestres más antiguas del planeta. Se trata, pues, de un conjunto asentado sobre rocas metamórficas: granitos, gneis, que se remontan al Paleozoico, y que están recubiertas por materiales sedimentarios depositados por los grandes ríos.

En general, se puede dividir el relieve en tres conjuntos: el escudo de las Guayanas, la llanura amazónica y la meseta brasileña.

Hidrografía, costas:
Brasil es el país del Amazonas, la cuenca hidrográfica más caudalosa del mundo, y el segundo río más largo, aunque dependiendo del ramal de la desembocadura que se escoja puede ser el más largo. Pero el Amazonas no es el único gran río de Brasil. Con 55.457 km² de aguas interiores, Brasil tiene una de las mayores redes fluviales del mundo.

Las cuencas hidrográficas en Brasil se forman a partir de tres grandes divisiones: la meseta brasileña, la meseta de las Guinas y la cordillera de los Andes. Los ríos son muy anchos en las llanuras, pero circulan encajados sobre el terreno en las mesetas, lo que permite su aprovechamiento hidroeléctrico. Oficialmente se divide en doce grandes cuencas hidrográficas, de las cuales siete llevan el nombre de sus ríos principales: Amazonas, Paraná, Tocantins, São Francisco, Parnaíba, Paraguay y Uruguay; las demás agrupan varios ríos, con desembocaduras independientes (cuencas agrupadas).

  • Cuenca del Amazonas
  • Cuenca del Atlántico Nordeste Ocidental
  • Cuenca del Tocantins
  • Cuenca del Paraguay
  • Cuenca del Atlántico Nordeste Oriental
  • Cuenca del Parnaíba
  • Cuenca de São Francisco
  • Cuenca del Atlántico este
  • Cuenca del Paraná
  • Cuenca del Atlántico Sudeste
  • Cuenca del Uruguay
  • Cuenca del Atlántico Sur

Muchos de los ríos se utilizan para la navegación, el riego, la generación de energía eléctrica, y para el transporte de mercancías y personas. La mayoría de los ríos son muy caudalosos y regulares, la única excepción se encuentra en el área nordeste del país, donde existen muchos cursos fluviales temporales.

El Clima:
El clima de Brasil varía según la altitud y la latitud de la zona: Desde la aridez del interior, al clima tropical del Amazonas y de las regiones de la costa oriental. En general, puede decirse que es predominantemente tropical. Es un país húmedo, de climatología cambiante, especialmente al sur. La temporada de lluvias depende de la región: De enero a abril en el norte; de abril a julio en el noreste; y de noviembre a marzo en las regiones de Rio y São Paulo.
La región más fría es la Región Sur, donde fue registrada temperatura de -17,8 °C en la cumbre de Morro da Igreja, una montaña ubicada en el municipio de Urubici. En esta región los inviernos son rigurosos y en todos los años nieva en la sierra de Santa Catarina y de Rio Grande do Sul (aunque en pequeña cantidad). La Región Sur es la única región brasileña localizada casi totalmente abajo del Trópico de Capricornio y, por eso mismo, es la más fría de Brasil. El clima dominante es el subtropical y el templado donde son frecuentes las heladas. Las estaciones del año son bién definidas y las lluvias, en general, tienen grán cuantidad en el año.

Las estaciones en Brasil son opuestas a las de Europa, Asia y América del Norte por estar en el sur del globo, excepto en la región norte. Así, el invierno abarca de junio a agosto, con temperaturas medias que oscilan entre los 8 °C y los 17 °C. El verano dura de diciembre a febrero, con una temperatura promedio de 27 °C. La temperatura media anual es de aproximadamente 27 °C en el norte y 16 °C en el sur.