República Argentina
Su Gente

Diversidad étnica y cultural
La actual población Argentina es el resultado directo de una gran ola de trabajadores inmigrantes que ingresaron entre 1850-1950, mayoritariamente italianos y en segundo lugar españoles y del mestizaje de estos entre sí y con las poblaciones indígenas originarias, criollas, afroargentinas y con los gauchos, provenientes del período colonial. Aproximadamente se estima que un 90% de la población desciende de europeos, principalmente, italianos y luego españoles.

La población cuenta también con importantes comunidades de judíos, árabes, armenios, gitanos, británicos, franceses, alemanes, polacos, rusos, croatas, ucranianos, japoneses, chinos, coreanos, paraguayos, bolivianos, uruguayos, chilenos, peruanos, brasileños, etc.
Al igual que Australia, Brasil, Canadá, Estados Unidos o Uruguay, la Argentina es considerada como un país de inmigración, es decir una sociedad que ha sido influida decisivamente por uno o más fenómenos inmigratorios masivos.

Inmigración:
En lo que respecta a los inmigrantes que se han radicado recientemente en la Argentina, el mayor número está compuesto por personas provenientes de países latinoamericanos, superando ampliamente a los de otros continentes como Europa y Asia. Se destacan las colectividades peruana y boliviana por ser las más numerosas, ocupando el tercer lugar la paraguaya.

   Período 1999-2004    

   Nacionalidad

Total

   Americanos

   122,761  

      Bolivianos

   33,725  

      Brasileños

   5,080  

      Chilenos

   6,181  

      Estadounidenses

   8,285  

      Paraguayos

   16,190  

      Peruanos

   40,881  

      Uruguayos

   4,453  

      Resto de americanos

   7,966  

   Europeos

   14,964  

      Españoles

   3,599  

      Italianos

  1,407  

      Resto de europeos

   9,958  

      Asiaticos

   13,812  

      Africanos y de Oceanía

  854  

   Fuente: Dirección Nacional de Migraciones

Idioma:
Español de facto.

Religión:
En la República Argentina ninguna religión reviste el carácter oficial. La Iglesia Católica Apostólica Romana, de tradición mayoritaria, cuenta con un status jurídico diferenciado del resto de los credos según la Constitución Nacional, que prescribe el sostenimiento del culto católico (Artículo 2º).
Además del catolicismo, coexisten armoniosamente en el país más de 2.500 cultos inscriptos, como el protestantismo, el pentecostalismo, el judaísmo y el Islam, entre otros muchos credos.

En la Argentina, la libertad de culto está consagrada en la Constitución Nacional. La diversidad religiosa tiene una larga tradición que honra a nuestro país. Las legiones de inmigrantes del más diverso origen, que llegaron a estas tierras en la primera mitad del siglo pasado, dieron a este suelo un inconfundible sello universalista, humanista y plural. En tal sentido, la Secretaría de Culto de la Nación oficia como vínculo entre el gobierno nacional y cada una de las organizaciones religiosas.